Saltar al contenido
Opomania.net

ยฟQuรฉ diferencia hay entre concurso y oposiciรณn?

Cuando empezamos a opositar, muchas son las preguntas y dudas que nos asaltan y rondan por la cabeza.

En el sistema educativo no se nos explica cómo funcionan las oposiciones, ni cuáles son los tipos de oposiciones a los que nos podemos enfrentar…. Por eso, antes de ponernos a estudiar, conviene tener claras estas y otras cuestiones, para ir enfocándonos hacia nuestra meta: conseguir la ansiada plaza.

Diferencias entre la oposición y el concurso

Aunque usamos el término “oposiciones” indistintamente, en realidad no todos los procesos selectivos son oposiciones. Vamos a explicaros los más importantes, para que conozcáis las diferencias entre ellos:

¿En qué consiste la oposición libre?

En este tipo de proceso únicamente se van a valorar pruebas objetivas. Podremos encontrarnos con exámenes tipo test, desarrollo de temas extraídos al azar, resolución de supuestos prácticos, pruebas físicas, psicotécnicos, entrevistas de personalidad, etc.

Aquí lo importante es que tengas claro que NO van a valorar tu experiencia, antigüedad, etcétera. Es decir, todas las personas parten en igualdad de condiciones (al menos en teoría).

¿Qué es el concurso-oposición?

En este tipo de proceso selectivo, además de las pruebas objetivas (que has visto para la oposición libre) también se valorarán otros criterios como, la experiencia profesional o antigüedad de las personas aspirantes (en puestos similares al que está optando), certificados acreditativos de idiomas, conocimientos de ofimática, cursos de formación o perfeccionamiento realizados que se puedan acreditar y que se consideren puntuables, etc.

Aquí, a diferencia de lo que ocurría en la oposición, SÍ que se tienen en cuenta otros aspectos que hacen que puedas verte beneficiado/a o perjudicado/a en función de los méritos que puedas alegar, según la convocatoria.

Por tanto, este podríamos decir que es un proceso selectivo híbrido entre la oposición y el concurso. De ahí que se denomine “Concurso-Oposición”.

¿Qué es un concurso de méritos?

En este tipo de procesos únicamente se tienen en cuenta los méritos que la persona aspirante pueda acreditar como, por ejemplo, la experiencia profesional o antigüedad (en puestos similares al que está optando), certificados acreditativos de conocimiento de idiomas, cursos de formación o perfeccionamiento realizados que se puedan acreditar y que se consideren puntuables, estar en posesión de determinados carnets profesionales, etc. 

Las mejores oposiciones en 2021

A modo de resumen y como consejo para aquellas personas que comiencen su andadura en el mundo de la preparación de oposiciones, lo más recomendable es que busquen procesos selectivos en los que NO se puntúe la experiencia ni criterios en los que de antemano partan en desventaja. Es decir, siempre son preferibles las oposiciones libres, además de que suelen ser más transparentes y menos dadas a enchufismos.
No obstante, nuestra recomendación es intentar participar en todos los procesos selectivos que se puedan, porque la experiencia que otorgan es determinante de cara a futuros procesos y nos otorgará tranquilidad para los próximos exámenes en los que participemos.

Bolsas de trabajo temporal

Otra buena forma de “meter la cabeza” en la administración pública es a través de las llamadas “bolsas de trabajo temporal”. En ellas, se abre un plazo de presentación de solicitudes, donde las personas interesadas presentan su solicitud junto con los méritos a valorar. En función de la puntuación obtenida por los méritos (según el baremo de la convocatoria) se forma una lista ordenada, sobre la que se efectúan llamamientos.

Estos llamamientos (contrataciones) suelen tener carácter temporal, pero en ocasiones se van encadenando en el tiempo, convirtiéndose de hecho en una situación “casi” de estabilidad.

Si no queréis perderos detalle sobre las oposiciones y bolsas de empleo que se convoquen en toda España, visita todas las semanas nuestra web: www.opomania.net