Saltar al contenido
Opomania.net

Estudiar Oposiciones. Guía 2021 para Prepararlas

Estudiar oposiciones en 2021
Todo lo que debes saber antes de empezar a estudiar oposiciones. Cómo conseguir temarios gratis, consejos y técnicas de estudio para opositores. La guía definitiva del opositor.

Si estás pensando en estudiar oposiciones, en esta página tienes toda la información que nunca nadie te ha explicado. Te lo contamos TODO.

Te vamos a explicar qué oposiciones existen, cuáles te recomendamos en función de tu perfil de estudios o personalidad.

Además, te diremos cómo conseguir gratis los temarios para tus oposiciones, consejos para estudiar oposiciones, cuánto cobra un funcionario, qué oposiciones son las que puedes preparar este año y muchos trucos y secretos que solo descubrirás si sigues leyendo.

¿Por qué estudiar oposiciones?

Muchos son los motivos que podemos citar para convencerte de que decidas preparar oposiciones:

  • Conseguirás un trabajo fijo para toda la vida
  • Una vez consigas tu plaza podrás promocionar profesionalmente a través de oposiciones en las que solo competirás contra funcionarios/as como tú.
  • Podrás planificar tu futuro con mayor tranquilidad, sabiendo que puedes contar con un sueldo estable para siempre.
  • Contarás con un buen horario de trabajo, normalmente intensivo, por lo que dispondrás del resto del día para hacer lo que te plazca
  • Dispondrás de un mes de vacaciones pagadas (algo que no en todos los trabajos, por desgracia, pueden decir)
  • Podrás conciliar tu trabajo con tu vida personal (aficiones y hobbies) y familiar (hijos/as o cuidado de familiares) 
  • Contarás con días libres que podrás solicitar para hacer lo que te apetezca (viajar, descansar, o lo que se te ocurra)

¿Cómo empiezo a estudiar oposiciones?

Antes de que empieces a estudiar oposiciones, lo primero que te recomendaríamos es que pienses primero en las pruebas a las que has de enfrentarte y solo entonces, cuando lo visualices, empieces a estudiar. 

¿Por qué es esto importante?

Pues porque cada prueba requiere estudiar de una forma determinada. No es lo mismo preparar un examen tipo test, que uno de desarrollo o un supuesto práctico o entrevista.

En otros puntos de esta página hablamos en profundidad sobre cada una de las pruebas a las que puedes enfrentarte en una oposición.

Te recomendamos que NO te centres en preparar únicamente la primera prueba de la oposición (salvo que dispongas entre cada prueba mucho tiempo para poder prepararte la siguiente). Si te centras solo en la primera, es posible que pases esta, pero luego no tengas tiempo suficiente de preparar la/s siguientes y recuerda que para conseguir tu plaza, tienes que estar entre los mejores de todo el proceso de selección.

¿Qué oposiciones me puedo preparar? Tipos de procesos de selección que existen

Aunque usamos el término “oposiciones” de manera genérica, en realidad no todos los procesos selectivos son oposiciones. Vamos a explicaros los más importantes, para que conozcáis las diferencias entre ellos:

OPOSICIÓN LIBRE

Únicamente se valoran pruebas objetivas. Pueden ser exámenes tipo test, desarrollo de temas extraídos al azar, realización de supuestos prácticos, pruebas físicas, psicotécnicos, entrevistas de personalidad, etc.

CONCURSO-OPOSICIÓN

Aquí, además de las pruebas objetivas, también se valorarán otros criterios como, la experiencia profesional o antigüedad de las personas aspirantes (en puestos similares al que está optando), certificados acreditativos de conocimiento de otros idiomas, cursos de formación o perfeccionamiento realizados que se puedan acreditar y que se consideren puntuables, etc.

CONCURSO DE MÉRITOS

En este tipo de procesos selectivos únicamente se tienen en cuenta los méritos que la persona aspirante pueda acreditar como, por ejemplo, la experiencia profesional o antigüedad de las personas aspirantes (en puestos similares al que está optando), certificados acreditativos de conocimiento de otros idiomas, cursos de formación o perfeccionamiento realizados que se puedan acreditar y que se consideren puntuables, estar en posesión de determinados carnets profesionales, etc. 

A modo de resumen y como consejo para aquellas personas que comienzan su andadura en el mundo de la preparación de oposiciones, lo más recomendable es que busquen procesos selectivos en los que NO se puntúe la experiencia ni criterios en los que de antemano partan en desventaja. Es decir, siempre son preferibles las oposiciones libres, además de que suelen ser más transparentes y menos dadas a enchufismos.

No obstante, nuestra recomendación es intentar participar en todos los procesos selectivos que se puedan, porque la experiencia que otorgan es determinante, de cara a futuros procesos y nos otorgará tranquilidad para los próximos procesos futuras convocatorias en las que participemos.

En cuanto a las administraciones que convocan plazas tenemos desde la Administración General del Estado (plazas que son para toda España y en las que podrías obtener destino en cualquier parte del país), Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Islas, Mancomunidades.

Todos estos organismos públicos convocan plazas (de todo tipo), bien sea para personal administrativo, sanitario, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, justicia, educación…

Antes de enfocarte en un tipo de oposición en concreto, es conveniente que sepas a grandes rasgos lo que en ese tipo de proceso te vas a encontrar.

No todas las personas tenemos aptitud para según qué materias o puestos de trabajo, así que te recomendamos que investigues un poco antes de lanzarte a estudiar una oposición.

Es conveniente que, además de conocer el temario y pruebas a las que habrás de enfrentarte, sepas también cuáles serán tus funciones una vez apruebes. No sería la primera vez que alguien sufre una decepción pensando que lo que debería ser el trabajo de sus sueños, en realidad no lo es tanto…

¿Cómo son las pruebas a las que me enfrentaré en una oposición?

Cada oposición puede incluir distintas pruebas, eliminatorias o no, que habrás de dominar muy bien si quieres estar en condiciones de competir. Recuerda que aquí no basta con aprobar. En una oposición se trata de ser el mejor. Solo así conseguirás la ansiada plaza.

Veamos a continuación los tipos de prueba más habituales en los procesos selectivos:

Test

Descargar test y exámenes de oposiciones gratis

Suele ser una de las pruebas más típicas en una oposición, por el carácter objetivo de su corrección. Como ventaja podemos decir que son más fáciles de calificar que otras pruebas, como por ejemplo los temas a desarrollar o los supuestos prácticos. Es imprescindible practicar mucho este tipo de prueba si queremos dominarla y tener garantías de éxito. Un aspecto que no podemos descuidar es la penalización de las respuestas incorrectas, respecto de las correctas. Siempre debe valorarse hasta qué punto arriesgar a la hora de responder, para no llegar a tener una penalización tan alta que nos provoque el suspenso.

Desarrollo de uno o varios temas

Consiste en desarrollar por escrito uno o varios temas de entre varios extraídos al azar. La forma de estudio y preparación de esta prueba es diferente a la que se debería realizar en el caso del test. En esta prueba se requiere una clara esquematización, que permita desarrollar todos los contenidos del tema de una forma clara, secuenciada y lógica.

Supuestos prácticos

Consiste en la resolución de casos hipotéticos, relacionados habitualmente con el puesto de trabajo a desempeñar. Para resolverlos hemos de aplicar los conocimientos teóricos estudiados en el temario. En ocasiones, se nos permitirá la utilización de la normativa para apoyarnos en ella en la resolución de los supuestos

Pruebas físicas

como funcionan oposiciones

Este tipo de pruebas suelen darse en puestos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policías Locales, Policía Nacional, Guardia Civil), así como Bomberos.

Suelen tener carácter eliminatorio y realizarse en las primeras fase del proceso selectivo, para así cribar y eliminar aspirantes.

Psicotécnicos

Este tipo de test consiste en una serie de pruebas que pretenden verificar las habilidades y capacidades intelectuales de cada persona. Esta prueba trata de revelar las capacidades intelectuales que tiene una persona, como puede ser la inteligencia general, la memoria, su capacidad de abstracción, el razonamiento, la percepción o la atención. Asimismo, en el test se evalúa a la vez ciertos aspectos más específicos de la inteligencia, como la aptitud verbal, la aptitud numérica, etc. 

Entrevistas de personalidad

Están enfocadas a conocer al aspirante en el ámbito personal, conocer las motivaciones que le han llevado a presentarse a la oposición, sus inquietudes y forma de ser. En ocasiones se plantean situaciones en las que se le pregunta cómo se comportaría en un determinado caso, para evaluar sus reacciones y el proceso de toma de decisiones en dicha situación o problema.

¿Cuáles son las oposiciones más fáciles de estudiar?


Cuando empieza a rondar por nuestra cabeza la idea de querer preparar oposiciones, una de las primeras preguntas que nos acecha es: “¿Cómo saber qué oposiciones elegir?“.

Esta pregunta es muy importante de cara a empezar a perfilar qué oposición nos encaja o nos gustaría preparar.

Oposiciones las hay de todo tipo y con multitud de diferencias: las que son tipo test, las de desarrollo, las que contienen pruebas físicas, etc…

Hemos de partir de la premisa de que NINGUNA OPOSICIÓN ES FÁCIL. En sí, una oposición es un proceso de selección, en el que solo un determinado (normalmente reducido) número de personas consigue su objetivo.

Examen de oposiciones
Una oposición es una competición en la que peleas no por sacar un 5, sino por ser mejor que el resto de opositores.

Por tanto, aunque en algunos casos la dificultad técnica de la oposición pudiera no ser alta (oposiciones de niveles inferiores), el mero hecho de competir, ya lo convierte en difícil. De hecho, a veces se da la paradoja de que, en oposiciones técnicamente más difíciles, con una nota más ajustada (menor nota) podemos llegar a obtener la plaza. Y os preguntaréis….¿y eso por qué?

Pues por la sencilla razón de que menos personas logran pasar la criba. Siempre suele haber una prueba de criba en toda oposición (si no varias). Puede serlo el examen tipo test, las pruebas físicas, el psicotécnico, el supuesto práctico, el tema a desarrollar, etc…

Por tanto, elijas la oposición que elijas, en función de tu nivel de estudios e intereses, sé consciente de que habrás de competir con un número elevado de personas y eso lo complica.

Pero que sea complicado, duro y difícil, no lo hace imposible. Mira a tu alrededor. Seguro que conoces un montón de personas que han sacado su plaza y han alcanzado su sueño de ser funcionario/a.

¿Y tú, vas a luchar y a pelear por el tuyo?

Con mis estudios, ¿a qué oposiciones puedo presentarme?

Ten en cuenta que tener una titulación no te obliga a presentarte solo a las plazas de tu nivel, sino que además puedes presentarte a las plazas de niveles inferiores a tu titulación.

Por ejemplo, si tienes titulación universitaria puedes presentarte tanto a las oposiciones de grado A, como a las de B o C.

Si tienes una FP de grado superior, podrás presentarte a las de grupo B o C.

Si dispones de título de Bachiller o FP de grado medio, podrás opositar a las plazas catalogadas como C1.

Y por último, si dispones del título de la ESO, podrás opositar a las plazas de grupo C2, así como las llamadas “agrupaciones profesionales” (antiguo grupo E).

¿Cuánto cobra un funcionario?

La nómina que vas a cobrar como funcionario va a depender mucho de la administración para la que te presentes y del puesto al que estés opositando.

Si miramos los puestos de menor cualificación, la nómina podría estar alrededor de entre los 1.100 y 1.300 euros netos.

Y para otros puestos de alta dirección, o especializados, podríamos llegar a alcanzar los 3.000 euros mensuales.

Has de tener en cuenta que tienes derecho a 14 pagas (12 mensuales más las pagas extra de junio y diciembre).

A estas cifras hay que ir añadiendo los trienios (que son los importes que nos pagan por cada 3 años trabajados y que incrementan nuestra nómina) y otros elementos como complementos de productividad, dedicación especial, penosidad o por la realización de horas extra.

¿Qué tiempo puedo tardar en aprobar unas oposiciones?

El tiempo que puedes tardar en prepararte una oposición dependerá lógicamente del tiempo que inviertas en estudiar y la dedicación y empeño que pongas en esa tarea.

Prepararte una oposición puede llevar desde unos 6 meses (si te lo tomas en serio y se trata de una oposición asequible) hasta varios años, dependiendo del tipo de oposición que sea, la frecuencia con la que se convoque y un poco del «factor suerte».

¿Cómo conseguir el temario para oposiciones?

En opomania.net puedes descargar GRATIS los temarios para tu oposición.

No necesitas registrarte. Tampoco necesitas pagar nada. Te ofrecemos GRATIS los mejores temarios para que puedas prepararte por tu cuenta.

Además, puedes practicar tests en nuestra página web y descargar los exámenes de anteriores convocatorias, para que así veas cómo fueron y así perder el miedo.

Además de los temarios, tests y exámenes gratis que te ofrecemos en nuestra web, hemos recopilado los mejores materiales de oposiciones (de las editoriales más prestigiosas) en nuestra “Tienda del Opositor”.

¿Cómo me entero de las oposiciones que vayan saliendo convocadas?

Si quieres estar informado/a de todas las oposiciones que se vayan convocando, puedes consultar por ti mismo/a en los boletines oficiales correspondientes (BOE, diarios oficiales autonómicos y provinciales, etc.) cada día. En realidad esta primera opción es una locura y requeriría estar pegado todo el día al ordenador, leyendo boletines oficiales interminables (e infumables).

Otra opción mucho más cómoda y que te recomendamos es que visites nuestro “Calendario de Oposiciones” donde colgamos información sobre todas las oposiciones que cada semana se convocan en toda España.

Además, desde nuestra página, te dirigiremos a las bases de la convocatoria, donde podrás extraer y consultar toda la información que necesitas saber sobre esa oposición que te interesa.

También te recomendamos que te suscribas a nuestro newsletter de novedades, donde también recibirás información semanal de todas aquellas oposiciones que vayan saliendo convocadas en España, así como otras novedades que vayamos incorporando a nuestra web, como nuevos temarios, tests para que practiques, exámenes de oposiciones anteriores para que veas cómo fueron, actualización de normativas, etc.

¿Dónde puedo estudiar unas oposiciones?

Si eres una persona con fuerza de voluntad, recopilas buena información, haces un esfuerzo y sigues nuestras pautas, puedes prepararte por tu cuenta y afrontar con total garantía de éxito tu oposición y conseguir ser funcionario.

Aquí en opomanía.net encontrarás las mejores guías, materiales y temarios para preparar oposiciones gratis.

No obstante, todo depende mucho del tipo de oposición al que te presentes. No es lo mismo una oposición para subalternos, que una oposición para juez. Lógicamente, un preparador de oposiciones te guiará y facilitará tu camino, sobre todo cuando vas “perdido” al principio. En caso que busques un preparador o profesor de oposiciones, exige que te aporte algo “más que leerte” el temario. ¡¡Los temarios de las oposiciones ya te los damos nosotros gratis!!

Como en todo en la vida, existen personas que te pueden aportar muchísimo, pero otras que no aportarán nada. Huye de aquellos preparadores que no te aporten “un valor añadido diferencial” que no puedas alcanzar por ti mismo.

Para hacerte más fácil la tarea de búsqueda de academia de oposiciones o preparador, hemos recopilado para ti, las mejores academias de oposiciones de toda España.

¿Hay que pagar tasas por presentarme a oposiciones?

Normalmente hay que pagar tasas para presentarte a una convocatoria de oposiciones, aunque el importe no suele ser elevado (depende de cada oposición). En muchas ocasiones, si estás en el paro o eres miembro de familia numerosa tienes una exención o reducción de tasas.

Antes de presentarte a cualquier oposición este año 2021, tendrás que revisar bien las bases de la convocatoria para saber si se exige o no el pago de una tasa, así como la forma de abonarla y acreditar su pago. Lo normal es que junto con la presentación de tu instancia, debas acreditar el pago de la tasa.

Qué requisitos tengo que cumplir para presentarme a oposiciones

Dependiendo del tipo de oposición a la que quieras presentarte, los requisitos que debes cumplir variarán.

Como norma general, son los siguientes:

Tener la nacionalidad española (aunque te recomendamos leer el artículo 57 del Real Decreto Legislativo 5/2015, que trata sobre el acceso al empleo público para los nacionales de otros estados).

Ser mayor de 16 años y no haber alcanzado la edad de jubilación forzosa.

No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, ni hallarse inhabilitado para el acceso a empleos o cargos públicos.

Poseer la titulación exigida en cada caso.

Podrá exigirse el cumplimiento de otros requisitos específicos que guarden relación objetiva y proporcionada con las funciones asumidas y las tareas a desempeñar.

Por ejemplo, en relación al último punto citado anteriormente, entrarían dentro de estos requisitos, la posesión de determinados permisos de conducción para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por ejemplo.

¿Cuándo tengo que presentar la solicitud para las oposiciones?

La solicitud para inscribirte a unas oposiciones viene dado por la publicación, en el diario o boletín oficial correspondiente, de un anuncio donde se indica que a partir de ese momento se pueden presentar solicitudes para participar en las mismas.

Solo en ese momento (ni antes, ni después) será válida la presentación….y mucho ojo con hacerlo fuera de plazo, porque entonces quedarás excluido y no podrás participar en las mismas.

Cómo estudiar para preparar unas oposiciones

Preparar una oposición es una tarea que requiere esfuerzo, constancia y mucha dedicación. Podríamos decir que se trata de “una carrera de fondo” que va a necesitar entrenamiento, preparación mental y mucha determinación. No es únicamente por el hecho de estudiar, sino también para estar preparado para altibajos emocionales.

No debe desanimarte el hecho de que existan unas pocas plazas para un montón de aspirantes.

Consejos para estudiar oposiciones

Está estadísticamente demostrado que de las personas que se presentan en una oposición, un elevado porcentaje o no asisten al examen, o se presentan para “ver qué es aquello” o “probar suerte”.

Ni qué decir tiene que esas personas no podemos considerarlas rivales. Quizá puedan “asustar”, ya que incrementan el número de competidores, pero en realidad no son nuestros auténticos rivales. Tenemos que llegar al punto de que nos consideremos a nosotros mismos el más temido de los rivales. Hemos de ser exigentes y competitivos. Solo de esa forma conseguiremos aprobar.

Al hilo de esto, también quiero hablar sobre el tema del enchufismo en la administración. Como conocedores del mundo de la administración desde dentro, podemos afirmar que el enchufismo en la administración es algo cada vez menos frecuente. Aún así, existen procesos selectivos dudosos (por decirlo de manera fina) o poco transparentes, pero resultan ser minoría. Por tanto, NO cabe la excusa de que “en la administración pública sólo trabajan enchufados/as”. Si quieres conseguirlo, lucha por ello.

Estadísticas para animar al opositor

Siguiendo con lo que comentábamos antes del miedo que tenemos cuando vemos una oposición con muchísimos aspirantes, hay que tener en cuenta varias cosas:

-Un 20% de las personas en lista, directamente ni se presentan al examen.

-De las personas que sí se presentan a examen muy pocas son las realmente preparadas y que están en condiciones de competir para obtener la plaza.

Estadísticamente, solo el 10% de las personas que se presentan a una oposición están realmente preparadas para obtener la plaza.

Esas y no el resto deben ser nuestro objetivo. Tenemos que ser los mejores de la oposición, que eso es en definitiva lo que persigue este proceso: FILTRAR a un montón de personas.

Aprovecho esto para dejar bien claro que no necesariamente aprobarán las personas más inteligentes. Inteligencia y aprobar una oposición no necesariamente van de la mano. Más que inteligencia, lo importante es conocer el proceso selectivo, saber cómo se desarrollará, qué pruebas contiene y tratar de hacerlo lo mejor posible en cada una de ellas. 

Así de fácil y así de difícil.

Consejos para el estudio de oposiciones

Tienes que tener claro que preparar una oposición requiere la misma disciplina que un trabajo. A continuación te indico una serie de premisas imprescindibles que debes tener en cuenta si de verdad quieres aprobar tu oposición:

Márcate un horario de estudio y respétalo

Tienes que tener un horario, bien definido, como lo tiene un estudiante de instituto o universidad. Decirte un número de horas de estudio es algo muy personal, porque depende mucho de la disponibilidad de tiempo de cada persona. De lo que se trata es de que saques el máximo tiempo posible y que el tiempo que te sientes a estudiar, sea tiempo efectivo.

Establece unos descansos cada “X” horas de estudio

Es imprescindible que liberes la mente del estudio, que desconectes y que cojas fuerzas para volver al estudio con intensidad y concentración. De nada sirve no hacer descansos, con el pretexto de querer estudiar más. Al contrario, lo que estarás haciendo será perder el tiempo, ya que tu cerebro llega a un punto en el que no “absorbe” más información y necesita descansar.

Márcate metas y fija recompensas por alcanzarlas

Es muy importante y útil de cara a trabajar la motivación (que es el motor que nos mueve a trabajar día a día) que nos fijemos metas alcanzables y nos concedamos a nosotros/as mismos recompensas, una vez hayamos alcanzado estas metas. Eso favorecerá y estimulará nuestras ganas por mejorar y alcanzar otras metas futuras, lo que se convertirá en un “círculo virtuoso” estimulante y motivador.

Si es el momento de estudiar, estudia. Si es el momento de disfrutar, disfruta

Tan absurdo es estar pensando en disfrutar mientras estudias, que estar pensando en estudiar, mientras disfrutas. Al final ni harás una cosa bien, ni la otra. De igual forma, si ves que no es el momento apropiado para estudiar (estás sufriendo interrupciones por tus hijos o distracciones por cualquier otro motivo), es preferible que interrumpas el estudio y que evites la frustración que te produciría tratar de estudiar y no poder hacerlo. Trata de encontrar el momento apropiado en el que “te dejan hacerlo” en condiciones de máxima concentración y mínimas interrupciones.

Compagina tu estudio con algún trabajo

Reconozco que este consejo es algo personal y que quizá no valga para todo el mundo, pero a mí me funcionó y me ayudó a mantener un estado de salud mental estable. Me explico…. El hecho de estar estudiado “a tope” en una oposicion es algo realmente agotador. Levantarte cada mañana, desayunar, ponerte a estudiar hasta la hora del mediodía, comer, seguir estudiando por la tarde, llegar a casa y cenar es algo realmente duro. Me refiero a que es algo muy duro a nivel mental porque llegan momentos en que no sabes si vas a obtener tu recompensa, o puede que te presentes a examen y suspendas (o apruebes sin plaza) y el hecho de estar ocupado en paralelo en un trabajo (recomiendo a tiempo parcial y con no demasiadas horas de ocupación) es algo que te ayuda a desconectar y a sentirte útil, más allá de tu estudio.

Dentro del horario de estudio, prepara las distintas pruebas, como si fueran distintas asignaturas

Al igual que un estudiante tiene un horario compuesto por distintas asignaturas, tienes que dividir tu tiempo de estudio en preparar las distintas pruebas. Evidentemente, deberás otorgarle mayor tiempo de estudio a las primeras pruebas de la oposición (ya que si no pasas éstas, no conseguirás llegar a las pruebas finales), pero todas son importantes y no debes descuidar al completo el resto de pruebas de una oposición, si realmente vas en serio a por la plaza.

Recopila todo el temario de tu oposición

Empieza con lecturas generales para ver cuánto abarca tu temario. No intentes empezar a estudiar el temario así de buenas a primeras sin antes haberle «pegado una pasada ligera» por encima, para ver lo amplio que este es.

Eso te servirá para conocer la amplitud y extensión del mismo, ver las materias que engloba, hacerte una idea y empezar a hacerte la composición mental de lo que vas a estudiar y que necesariamente vas a tener que entender y aprender.

En nuestra web puedes descargar temarios gratuitos de un montón de oposiciones. Poco a poco vamos ampliando a nuevas oposiciones y además de temarios, también colgamos tests y exámenes de anteriores convocatorias de oposiciones.

También te animamos a que visites nuestra «Tienda del Opositor«. Disponemos de los materiales de las editoriales más prestigiosas del país, quienes ponen toda su experiencia y sabiduría para que consigas aprobar tu oposición.

Practica todas las pruebas de la oposición (¡no te dejes ninguna!)

No caigas en el error de muchos opositores, al centrarse únicamente en una prueba y olvidarse del resto. Superar la oposición implica regularidad y, al menos, pasar todas las pruebas con la mejor de las notas posibles.

No te desanimes por ver muchas personas en las listas de admitidos

Estadísticamente, un 10-20% de esas personas directamente ni se presentarán el día del examen. De las que se presentan, muchas van «a ver cómo es el examen». Se estima que solo un 10% de las personas que se presentan son las que tienen posibilidades de obtener la plaza. Tú tienes que ser una de ellas.

No pagues precios desorbitados únicamente por temarios

El temario es importante, pero no es difícil hacerte con él si buscas un poco (ver la sección de descargas de temarios gratis de nuestra web). Si pagas por la preparación de oposiciones, paga por cosas que realmente te aporten un alto valor añadido (hay editoriales y academias muy buenas, como algunas de las que te recomendamos nosotros, que te ofrecerán lo que necesitas a un precio justo). Si pagas por formación, asegúrate que lo que te ofrecen está actualizado y tu preparador hace algo más que «leerte los temarios».

Visualiza la recompensa y tu objetivo

Piensa en lo que quieres conseguir y focaliza tu energía en ello, para lograr la fuerza necesaria para seguir día a día con tu plan de estudio, sin desfallecer ni desmoralizarte. Si eres constante y cumples con seriedad, esa plaza que tanto anhelas será tuya.

Qué oposición estudiar en 2021

Vivimos una buena época para preparar oposiciones. Si a la crisis sanitaria derivada de la pandemia mundial de COVID-19 unimos las elevadas tasas de temporalidad existente en la administración pública, obtenemos como resultado que en los próximos meses y años se van a convocar miles de plazas de funcionarios.

Existen oposiciones que se convocan periódicamente, como las de Auxiliar Administrativo del Estado, donde cada año se convocan cientos o miles de plazas para toda España. Estas son unas oposiciones que en un periodo relativamente corto de tiempo se pueden aprobar si eres una persona con determinación y capacidad de estudio.

Si prefieres tener la seguridad de que vas a trabajar cerca de casa (o dónde tu elijas), dentro del ámbito administrativo, te recomendamos las oposiciones de Auxiliar Administrativo de Corporaciones Locales (Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales).

Si lo tuyo es la Sanidad, existen numerosas oposiciones que convocan todos los años las Comunidades Autónomas, con muchísimas plazas, como las de Auxiliar Administrativo de Sanidad. Otras oposiciones del ámbito sanitario, sin embargo, exigen estar en posesión de determinadas titulaciones, como por ejemplo Enfermería, Auxiliar de Enfermería, Fisioterapia, etc…

Entre las oposiciones que no requieren un elevado nivel de estudios, al igual que ocurre con el caso de Auxiliar Administrativo, tenemos las oposiciones de Celadores y las de Correos. Ambas son muy interesantes, ya que convocan muchísimas plazas y el temario no es muy extenso.

Si tu vocación son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, puedes opositar a Policía Nacional o Guardia Civil (ambas para ámbito estatal) o Policía Local (para Ayuntamientos).

Si dispones de titulación universitaria, puede que te interesen las oposiciones de Subinspector de Trabajo. Se trata de un puesto de trabajo interesante y bien remunerado, que convoca plazas todos los años.

Como ves, tienes muchas opciones para opositar, en función de tus intereses, vocación o perfil profesional. 

Cómo funcionan las oposiciones

Lo primero que tienes que tener en cuenta cuando decidas empezar a opositar es que esto es una carrera de fondo. No es un sprint. Luego, claro está, cada oposición y cada persona es un mundo. Pero por regla general, el conseguir una plaza de funcionario no se consigue de un día para otro.

Si quieres conseguir tu plaza fija, deberás ser consciente, disciplinado/a, ordenado/a en tu estudio y focalizar muy bien tu tiempo, energía y estudio.

Entender cómo funciona una oposición puede resultar farragoso al principio y resulta fundamental para no perderse en los distintos trámites que lo componen y a los cuáles deberás estar atento/a, pues al final, todo el proceso selectivo en sí es una “auténtica prueba de obstáculos” que deberás ir sorteando para alcanzar tu objetivo. A continuación te vamos a explicar todas las fases de las que se compone una oposición:

Oferta de Empleo Público

El inicio de todo proceso selectivo (a excepción de las bolsas de trabajo o plazas interinas que se convocan por razones de urgencia) comienza con la publicación de la Oferta de Empleo Público.

La Oferta de Empleo Público engloba todas las plazas vacantes que tiene intención de cubrir la administración pública convocante, dando así publicidad de las mismas para conocimiento general.

Bases de la Convocatoria

A continuación, hemos de estar atentos/as a la publicación de las bases que regirán la convocatoria en cuestión que nos interese. Las bases de la convocatoria vienen a ser “la norma que va a regular el proceso selectivo”. A ellas hemos de prestar suma atención, porque nos mostrarán tanto el contenido del temario, como las pruebas que componen la oposición, así como también a los trámites que hemos de cumplimentar para participar en el proceso selectivo e información sobre la publicación de listas de personas admitidas e información sobre las fechas de examen.

Apertura del plazo de instancias

Como hemos dicho anteriormente, las bases de la convocatoria son de suma importancia, ya que ellas marcan el inicio, desarrollo y finalización del proceso selectivo. 

Ellas indicarán además la forma de presentar la instancia, así como el plazo y lugar de presentación de la misma, junto con los requisitos que ésta debe contener (si hay que pagar tasa o si no, adjuntar determinada documentación, etc.).

La apertura del plazo de instancias suele realizarse una vez que se publica el extracto de la convocatoria en el diario oficial que indiquen las bases (BOE, boletín autonómico oficial, etc.). Si no quieres perderte detalle deberás estar atento/a todos los días al boletín oficial correspondiente o, lo que te recomendamos nosotros, visitar nuestro «Calendario de Oposiciones» o suscribirte a nuestro newsletter de novedades, donde cada semana te avisaremos de todas las oposiciones y bolsas de trabajo que se hayan convocado en toda España.

Una vez se publique dicho extracto de la convocatoria, a partir de ahí el plazo de instancias quedará abierto y debemos poner mucha atención en presentar la instancia en tiempo y forma, pues de lo contrario podemos quedar excluidos.

Por último, recordad que la presentación de la instancia fuera de plazo ES UN DEFECTO INSUBSANABLE, POR LO QUE QUEDARÉIS EXCLUIDOS/AS DEL PROCESO SELECTIVO.

Listas provisionales de personas admitidas y excluidas. Plazo de subsanación de deficiencias.

Una vez el plazo de presentación de instancias ha finalizado, la administración convocante confeccionará la lista de personas admitidas y excluidas, indicando la causa de exclusión de éstas, concediendo un plazo de subsanación (por lo general, 10 días hábiles) para que puedan subsanar dicha deficiencia.

Debemos asegurarnos que figuramos en la lista de personas admitidas (no basta con mirar que no estamos excluidos: gastemos 2 minutos en revisar que hemos sido admitidos/as).

Mucha atención porque, por lo general, en estas listas o en las definitivas (hay que ver lo que indican las bases de la convocatoria) se publicará la fecha de examen.

Listas definitivas de personas admitidas y excluidas

En el caso de que existan personas excluidas en la lista provisional, en estas listas definitivas se incluirán (o no), en caso de que hayan o no subsanado dichas deficiencias.

En caso de que no existan personas excluidas, se prescindirá de éste trámite y las listas provisionales se entenderán definitivas.

OJO! Como decíamos en el epígrafe anterior, o bien en las listas provisionales o en las definitivas es donde se publicará la fecha de examen. Que sea en un sitio u otro dependerá de lo que hayan establecido las bases de la convocatoria.

Por tanto, a modo de resumen y para que lo tengáis en mente, de modo esquemático, podemos resumir las fases previas a la realización del examen de la oposición en:

  • Oferta de Empleo Público
  • Bases de la convocatoria
  • Apertura de plazo de instancias
  • Listas provisionales admitidos/as y excluidos/as
  • Listas definitivas admitidos/as y excluidos/as

¿Cuánto tiempo tarda en salir el examen de las oposiciones?

Dependiendo del tipo de oposición, la urgencia en la provisión de las plazas o de la habilidad o ineficacia burocrática de la administración en cuestión, podemos encontrarnos con oposiciones cuyo examen será a los pocos meses, u otras que pueden llegar a tardar más de un año en celebrarse desde que presentemos nuestra instancia.

Por tanto, no puedes relajarte, ya que si no tienes claro cuándo va a ser el examen, este podría serlo en cualquier momento. No puedes bajar la guardia en tu estudio.

Te recomendamos que preguntes a la administración convocante, o trates de obtener información sobre convocatorias pasadas de la misma oposición.

La administración suele improvisar poco. Si algo se hizo de una determinada forma, suelen tener tendencia a la repetición.

También en ocasiones las propias bases de la convocatoria dan pistas sobre la fecha de examen o indican un calendario orientativo de celebración de las oposiciones.

Consejos para el “día del examen”

Ha llegado el gran día, ese día que tanto tiempo hemos estado esperando. Hoy toca demostrar que hemos venido aquí a demostrar nuestra valía y a que somos los/las mejores.

Humildad sí, pero seguridad en nosotros/as mismos/as también.

Como los días previos al examen estaréis nerviosos/as (cosa lógica y natural), os recomiendo que tratéis de realizar alguna actividad relajante (algo de deporte para desestresar o algo de relajación) para liberar vuestra mente y descansar.

El día del examen, si no conocéis el lugar donde os vais a examinar, os recomiendo que vayáis con tiempo de antelación de sobra, para evitar nervios de última hora. Pensad que podéis encontraros con atascos, algún accidente en la carretera o cualquier otro imprevisto. Imagínate que después de tanta preparación, no puedes llegar a tiempo por algo de esto….NO puedes permitírtelo.

Es importante que revises, en caso que se trate de oposiciones con gran número de personas aspirantes, la distribución de opositores/as por aulas y horarios, que se suele hacer por apellidos. Comprobad qué edificio, aula y horario os corresponde. Si no conoces el lugar de examen, conviene visitarlo antes o al menos, ubicarlo y estar seguro de dónde se encuentra y cómo llegar hasta él.

Cosas que no puedes olvidar al ir al examen

Por supuesto, otra cuestión a tener en cuenta es llevar SIEMPRE CON VOSOTROS/AS VUESTRO DNI o Pasaporte.

También habrá que tener presente llevar cualquier otro material que exija o permita la convocatoria (lápices, goma de borrar, bolígrafo de color “x”, calculadora, textos legales, etc.).

Aunque no es obligatorio, es recomendable que lleves contigo la copia de la instancia que presentaste en su dia. Sé que puede parecer absurdo, pero en ocasiones hay errores u omisiones en las listas de distribución de opositores/as y el llevar la copia de tu instancia, te ahorrará algún posible disgusto.

Una vez realices la prueba, con la publicación de los resultados suele convocarse a las personas que la superen a la siguiente prueba. En caso de estar disconforme con el resultado de la primera prueba, deberás plantear una reclamación al Tribunal de la oposición, en la forma y plazo que se haya indicado en las bases de la convocatoria o bien en la publicación de resultados, para así conseguir (si estiman tu reclamación) que rectifiquen tu calificación y puedas pasar a la siguiente prueba del proceso selectivo.